El futuro de la prospección está en la automatización de los procesos de captura de datos y acompañamiento de los potenciales clientes en su decisión de compra